Sin categoría

Madre de 4 perros celebra su día 


Cada 15 de agosto Elvira Martínez lo celebra multiplicado por cuatro. Ella es madre y padre a la vez y sus hijos han sabido agradecerle con muchos ladridos de amor.

Esta madre luchona adoptó a 4 cachorros que ahora son sus hijos; Emilio, un Maltés de 14 años, Bernardo, un pequinés de 7 años, Laura, una chihuahua de 4 años y Cecilia, una cachorra Shnauzer de tan solo 3 meses. 

“Solo las que somos mamis de un perrito sabemos el amor que le tenemos, ninguna madre puede querer como lo hacemos nosotras” dijo El Elvira mientras acariciaba a Emilio, quien tiene ceguera causada por cataratas. 

Elvira estuvo casada durante cinco años Armando Castrillo,  padre de sus cuatro perros, sin embargo él la abandonó acusándola de “alucinar” su papel de madre. 

“Esa mujer le tenía un cuarto a cada perro, los andaba en coche, les tenía un tutor todas las tardes. Una vez tuve que darme con un señor al que ella ofendió. Él se rió porque Elvira estaba regañando a Laura por chuparse el trasero, y ella  le respondió: si, mi hija se chupa el culo, pero el suyo lleva ratos jalándose la pirinola…. El señor con toda razón se enojó, su hijo (humano) no tenía más de 2 años. Ahí fue cuando decidí divorciarme” dij Castrillo, quien pidió a su esposa dejar a sus perros ser animales normales.

Según Elvira, su esposo la dejó sola con los gastos de sus hijos y el Estado no ha querido proporcionarle el derecho a pensión alimenticia. 

“Hablé con Ligia Fallas y ella me iba a ayudar con lo de la pensión de mis hijos pero al final nunca apareció” dijo Elvira. 

A pesar de los conflictos, Elvira ha sabido levantar las piedras del camino y sacar adelante a sus hijos. Cecilia, la más pequeña, ya aprendió a ladrar, y Bernardo ya no orina los bordes de los sillones. 

“La más difícil tal vez ha sido Laura. Ella se traumó porque un señor se rió de ella cuando se rascaba la colita, todo fue en público. De ahí que se come su caquita, mata pajaritos, come abejones y grillos y se acuesta en los orines de sus hermanos. Ahora está en terapia y poco a poco lo ha ido superando” explicó Martínez entre lágrimas. 

Y esque ser madre de cuatro no es fácil, la rebeldía de la adolescencia de Emilio la llevó a buscar terapia para lidiar con su hijo, quien en uno de sus caprichos se salió de la casa y dejó embarazada a una “Zaguate” del barrio. Esta dura experiencia que afrontó Elvira la hizo poner más atención en las necesidades personales de cada uno de sus hijos y hoy Emilio, con 14 años, lleva una vida tranquila en su cojín preferido. 

Esta madre aguerrida explica que ella eligió no tener hijos propios y dedicarse a adoptar y qué nadie le puede quitar el honor de celebrar el día de la madre como cualquier otra. 

“Nadie me puede decir que no soy madre. Madre no es la que engendra sino la que cuida a sus cachorros. Tal vez no sepa lo que es cambiar un pañal, pero sé lo que es recoger pupis del pasillo. No sé lo que es un bebé llorando pero sé lo que es atender los ladridos de un chihuahua. No se lo que es comprar mamelucos ni chupones, pero sé lo que es comprar swetercitas para el frio y bombones para las cuatro patitas de mis bebes. Así que sí, soy más madre que cualquiera”, expresó Elvira a modo de reflexión.

Todas nuestras noticias son ficticias, somos un medio de entretenimiento. No decimos la verdad, tampoco pretendemos informar. No somos veraces, somos sensacionalistas y amarillistas, nos gusta mentir (Como a cualquier otro medio).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s